Primer trimestre, entre moderado y flojo en los sectores de la producción: balance

Estás en:

Mientras la desaceleración dio tregua en aspectos como el agro, desde la industria, el comercio y la construcción comentan que la mala racha continúa.

Hoy comienza un nuevo trimestre y en medio de los llamados para que se implemente un plan de reactivación cuanto antes y se haga frente a la desaceleración, con una alianza que convoque al sector privado y al Gobierno, diversos sectores de la economía entregaron un balance disparejo y agridulce para algunos, frente al arranque del 2024.

De acuerdo con los más recientes balances del Dane, que mostraron una variación del Indicador de Seguimiento a la Economía del 1,6% en enero, una inflación del 7,74% anual para febrero y un desempleo que subió al 11,7% en este mismo mes; son parte del panorama con el que los analistas y centros de estudios establecen un resultado parcial con altas y bajas.

Frente al comportamiento de la economía durante el primer trimestre, Juan David Robayo, analista senior de Investigaciones Económicas en Itaú Colombia, dice que sus expectativas apuntan a un crecimiento de entre 0% al 0,5%, lo cual pondría al país en un escenario de claro estancamiento, que sería poco favorable.

“A pesar de que el sector agrícola terminó sorprendiendo, aún sectores claves para la economía como el constructor, manufacturero y comercio siguen contrayéndose, lo que nos lleva a esperar un crecimiento moderado en el primer trimestre del año”, explicó.

Una perspectiva similar es la de JP Morgan, que ajustó sus proyecciones para el PIB en positivo, incluso en niveles por encima de lo esperado por el Gobierno Nacional, destacando que “el índice de actividad mensual reportado por el Dane mostró un desempeño de actividad más fuerte de lo esperado en enero”.

“El fenómeno de El Niño ha demostrado ser más moderado de lo esperado, lo que nos hace menos preocupados por posibles aumentos en los precios de los alimentos con un eventual impacto negativo en el consumo y la actividad”, dijo este banco, que puso su proyección de PIB anual para Colombia en 1,6% este año.

Por ahora, según los balances del ISE, actividades como industrias manufactureras y construcción (-5%), comercio y reparación de vehículos (-1,3%), información y comunicaciones (-1,6%) y actividades profesionales y científicas (-0,1%) son las que tienen saldo en rojo.

Por su parte, el sector textil tuvo un inicio de año bastante “retador”. Así lo destacó Sebastián Díez, presidente ejecutivo de Inexmoda, quien además señaló que la industria ha presentado decrecimientos en indicadores claves como en la producción de textiles e hilatura (-21,7%) y en la producción de confecciones (21,8%). Sin embargo, comentó que las exportaciones de confecciones y textiles, en términos de volumen, presentaron “un comportamiento estable frente al año 2023”.

Industria y comercio

En este balance, Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco, expresa preocupación por un cierre desfavorable del primer trimestre del 2024, ya que el crecimiento del ISE para enero “estuvo muy influenciado por el buen desempeño de las actividades primarias, pero el comportamiento de la industria y de la construcción, así como el del comercio fue malo”.

“Los pocos datos que se tienen para febrero sugieren que continuó el descenso de las actividades económicas en general. Nuestra encuesta arrojó un balance muy negativo en materia de ventas. Marzo en este año trae la Semana Santa y ese factor favorece a algunos sectores como restaurantes, hoteles y estaciones de servicio, bebidas alcohólicas, pero puede afectar otros como la industria”, indicó.

Entre tanto, Bruce Mac Master, presidente de la Andi, también llama la atención frente a que el panorama no es bueno, ya que a su juicio la industria manufacturera se está viendo fuertemente afectada debido a los altos niveles de incertidumbre política y económica que hay.

“Se debe mantener un entorno macroeconómico favorable para dinamizar la inversión en este sector y en todos los sectores de la actividad económica. Los bajos niveles de inversión comprometen el crecimiento económico del presente año y del mediano plazo”, comentó Mac Master recientemente.

Bancos resisten

Pese a que durante el 2023 las ganancias de los bancos y los demás establecimientos de crédito (corporaciones financieras, compañías de financiamiento y cooperativas financieras) registraron una caída superior al 44%, en enero del 2024, aunque también retrocedieron, lo hicieron a un menor ritmo e incluso con unas cifras ligeramente mejores que en enero del año anterior.

En el primer mes del 2024 esas entidades presentaron una caída en las ganancias del 39,3%. De acuerdo con la Superintendencia Financiera, el saldo bruto de la cartera descendió a $682,7 billones, con una caída en términos reales superior al 8% frente al mismo mes del 2023, mientras que el indicador de profundización se situó en 43,4% del PIB, cuando un año atrás este era de 45,7% del PIB, es decir, cayó 2,3 puntos porcentuales.

Asobancaria y presidentes de entidades financieras dijeron que este año pinta de una mejor forma y se espera que si bien los resultados mejoren, el 2024 será un año de transición hacia un 2025 de plena recuperación.

Por su parte, el Banco de la República también ha mencionado que en la medida que baje el indicador de inflación la política monetaria será más laxa, pero el regreso al rango de la meta de inflación de entre 2 y 4% y una cifra de 3% solo se daría hacia mediados de 2025. En materia cambiaria, durante el 2024 el dólar ha registrado una ligera tendencia alcista y la revaluación del peso llegaba el 26 de marzo al 0,52%.

Por su parte, en la Bolsa de Valores de Colombia se ha observado una tendencia alcista, aunque con bajos volúmenes. En lo corrido del año el índice MSCI Colcap registra una valorización del 11,53%.

Minas y energía

Para el sector minero energético, el inicio de año ha presentado retos y altibajos. Empresarios del sector señalaron que el desempeño se ha visto marcado por nubes grises. Alejandro Castañeda, presidente de Andeg, que representa la generación térmica, señaló que la caída en la confianza ha sido uno de los indicadores más relevantes para la economía colombiana.

Vale la pena destacar que según la última encuesta de confianza del consumidor de Fedesarrollo, este indicador se mantiene en terreno negativo y en febrero presentó una caída de 1,5 puntos porcentuales llegando a -9,4% en dicho mes. 

Por su parte, Alexandra Hernández, presidente de SER Colombia, manifestó que el primer trimestre podría marcar algún repunte, por cuenta del aporte del sector primario. Sin embargo, señala que con la finalización de las campañas de exploración petroleras estos resultados podrían verse afectados.

En el caso del petróleo, Nelson Castañeda, presidente de Campetrol, apuntó que para el sector el inicio de año ha tenido un mal desempeño. Señaló que la producción de hidrocarburos tuvo un descenso en enero, a la vez que las exportaciones de petróleo y sus derivados tuvieron una caída de 18,8% en enero frente a diciembre.

A esto se suma que la actividad de taladros a febrero marca una contracción de 23,9% frente al mismo mes del año pasado y llegó a su cifra más baja desde 2017, afectando empleos y la irrigación económica en las regiones. Los expertos dijeron que esto plantea una serie de retos en materia de política pública para regresar a una senda de crecimiento, dentro de las que se destaca la generación de confianza, la reducción de los costos de capital y la estabilidad.

Motores a bajo ritmo

Para los primeros dos meses del año, el sistema de información de la Cámara Colombiana de Construcción (Camacol) registró la venta de 20.285 viviendas, lo que representa una contracción de 24,5 % frente al primer bimestre de 2023. La vivienda de interés social (VIS) acumuló 20 meses consecutivos de contracciones, mientras que las iniciaciones completaron 12 meses consecutivos de variaciones negativas.

“Nos preocupa la persistencia de las caídas en los indicadores comerciales. Seguimos registrando variaciones negativas pronunciadas, a pesar de que nos comparamos con 2023 que fue un año malo en términos comerciales”, señaló Guillermo Herrera, presidente del gremio, quien agregó que, tal como se venía anunciando hace meses, los inicios de nuevas obras empiezan a mostrar mayores niveles de deterioro.

Efectos de la reforma

A su turno, durante este primer trimestre permeó en el sector de la salud la incertidumbre sobre el futuro del sistema por cuenta de la reforma, que hoy se encuentra con ponencia de archivo en el Senado.

De acuerdo con Augusto Galán, director de Así Vamos en Salud y exministro de la cartera, este proyecto aún no soluciona los problemas fundamentales que tiene el sistema, y no atiende las necesidades de los usuarios y pacientes. “Paralelo a eso, hubo una desfinanciación estructural del sistema que viene diagnosticada desde el año pasado y que no ha sido atendida de manera adecuada por el Gobierno”, indicó.

Comercio exterior

Frente al comportamiento del comercio exterior, el presidente Analdex, Javier Díaz, le manifestó a este medio que en la medida en la que la inflación internacional siga bajando, la situación va a seguir mejorando, como se ha mostrado en los primeros meses.

“Las exportaciones, diferentes a combustibles, petróleo y carbón, empiezan a tener un mejor comportamiento, particularmente en el sector agrícola, agroindustrial y en manufacturas. Eso es un buen indicio”, detalló.

Por su parte, Miguel Espinosa, presidente Ejecutivo de la Federación Colombiana de Agentes Logísticos en Comercio Internacional (Fitac), señaló que hay expectativa por los potenciales cambios en el estatuto aduanero, “que seguimos considerando inconvenientes en materia de capacidad, infraestructura y servicios informáticos”.

A su turno, la presidenta AmCham Colombia, María Claudia Lacouture, reflejó desde el punto de vista de la inversión extranjera de Estados Unidos y en especial para la llegada de nuevas inversiones, hay cautela por la incertidumbre que ronda, a pesar de que las exportaciones a este país mejoraron respecto al 2023.

Altas y bajas del Agro

En materia de agricultura, el presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), Jorge Bedoya, indicó que en los primeros tres meses del año el sector ha tenido altos y bajos desde la perspectiva que se mire ya que, por ejemplo, los exportadores están preocupados por lo que está sucediendo con la tasa de cambio y los productores de alimentos sienten cierta incertidumbre por lo que pueda ocurrir con los empleos de sectores consumidores.

“Siempre lo hemos dicho. Es más importante la rentabilidad del productor que el crecimiento y la suerte del sector va de la mano de lo que ocurra con otros sectores. Otro punto complicado es en materia de inseguridad, donde las extorsiones y bloqueos en vías, son dolor de cabeza permanente. Y se suma el clima que nos ha tenido en alerta”, dijo el directivo.

Urgencias claras

Para cada uno de los analistas y voceros gremiales que habló con Portafolio, todo lo que viene pasando desde mediados del año pasado está marcando el camino de acción para el Gobierno Nacional, principalmente en temas de inversión y generación de confianza que no dan espera si se quiere reactivar la economía.

Así mismo, sostienen que es necesario enviar mensajes de tranquilidad a los empresarios e inversionistas, para que esto se traduzca en nuevos capitales que ayuden, entre otras cosas, a generar nuevos puestos de trabajo, cuanto antes o de lo contrario se mantendrá una caída en los diferentes indicadores, que pondrán al país en un escenario donde la reactivación no será tan fácil. Para esto, AmCham Colombia dice que es necesaria una alianza entre el Gobierno y los privados.

Un refuerzo en la inversión y ejecución presupuestal

Otro de los puntos que estos analistas calificaron como importante tuvo que ver con el uso que se está dando a los recursos de la Nación por parte del Gobierno Nacional, advirtiendo que no se pueden repetir casos en los que se queden dineros sin usar, especialmente en materia de inversión. Cabe resaltar que un análisis de la Universidad del Rosario advierte que para el primer trimestre, el rezago de ejecución presupuestal quedaría cercano al 20%, sólo en lo que concierne a inversión.

Este informe agrega que “a febrero de 2024 hay un rezago en la ejecución presupuestal de gastos de inversión del 15,66 % y, de acuerdo con la tendencia que está mostrando, a 31 de marzo de este año podríamos estar llegando a un rezago en los gastos de inversión del Estado”, cercano al nivel que ya se mencionó. Esto para las empresas y gremios es preocupante, ya que se necesita una fuerte inyección de recursos, principalmente en las regiones, donde las obras se convierten en uno de los mayores generadores de puestos de trabajo y dinámica económica para los ciudadanos.

Fuente: 
Portafolio

Circulares

Circular No.
031 – 2022

Indicadores económicos

Petróleo
US$85,51
Dólar
$ 3.855
Euro
$ 4.108
DTF
10,55 %
UVR
367,54