La economía crece al 6,4% y con más equilibrio sectorial

Estás en:

Resultados parciales del Dane muestran un desempeño en terreno positivo de todas las ramas económicas del Producto Interno Bruto (PIB) al primer trimestre de 2014.

Con el sorpresivo crecimiento de 6,4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) entre enero y marzo pasado -el mercado esperaba un resultado en torno al 5 por ciento- ahora los analistas revisan al alza sus proyecciones de la expansión de la economía colombiana para todo 2014.

Y lo hacen, por ahora, con una sola cara de la moneda. El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) presentó ayer los resultados solo desde el lado de la oferta, el desempeño de los sectores. 

La entidad quedó debiendo, al parecer, para la próxima semana, los datos desde el lado de la demanda, definitivos para tener un panorama completo de la salud de la economía nacional. Más aún, frente a decisiones que puede tomar hoy la Junta Directiva del Banco de la República (ver nota anexa).

Entre tanto, la variación del 6,4 por ciento del primer trimestre, 3,5 más que en igual periodo de 2013 y mayor al 5,3 registrado, no solo muestra una clara recuperación de la economía por la variación positiva en todos los sectores, sino que lo hace de manera más equilibrada (ver gráfico).

"Estamos saliendo de una tendencia de crecimiento anclada a un solo sector, como lo fue en su momento el minero-energético por varios años, y comenzamos a ver que se diversifica el crecimiento y, por tanto, el riesgo", comentó la economista y exministra Cecilia López Montaño.

Crecen los que más pesan
En ese sentido, los sectores que más pesan en el PIB crecen a ritmo sostenido o recuperan terreno y solo minería y "suministro de energía, gas y agua" se desaceleraron frente al cierre de 2013. 

El sector de entidades financieras, que aporta una quinta parte desde la oferta, creció 6 por ciento en el trimestre, un punto más que a diciembre, y 2,2 más que entre enero y marzo de 2013.

Los servicios sociales, que participan con una sexta parte del PIB, alcanzaron un 6,3 por ciento, variación que no se alcanzaba desde el tercer trimestre de 2007.

Por su parte, la industria manufacturera, que pesa un 12 por ciento del PIB, rompió con su retroceso y estancamiento al consolidar una expansión productiva de 3,3 por ciento, cuando un año atrás registró una caída de 4,8 por ciento.

"Estamos viendo recuperaciones en varios subsectores de la industria como confecciones, pero nos preocupa que no vayan a mejor ritmo las exportaciones. Eso no lo vamos a solucionar a punta de devaluaciones", precisó Miguel Echeverri Chavarriaga, director para Antioquia de Acopi, gremio de la pequeña y mediana industria.

La rama económica de comercio, que también participa con un 12 por ciento del PIB y es el mayor empleador del país, muestra una expansión del 5,6 por ciento, en línea con lo alcanzado por última vez en el primer trimestre de 2011.

"Este crecimiento de principio de año se explica por la venta de automotores y motocicletas, así como un repunte de electrodomésticos, por cuenta de los televisores vendidos previos al Mundial", indicó a este diario Guillermo Botero Nieto, presidente de Fenalco, gremio de los comerciantes.

El dirigente destaca que va en aumento la confianza de los consumidores colombianos, de la mano de una mayor generación de puestos de trabajo, por lo que crecen las perspectivas de compras de bienes durables y semidurables que son más costosos, lo que también impulsa el crecimiento.

En contraste, el sector minero-energético (crudo, carbón, oro), que participa con el 8 por ciento del PIB, repunta con un 5,6 por ciento, frente al exiguo 1,0 por ciento alcanzado un año atrás, pero por debajo del 7,3 por ciento ganado en el segundo semestre de 2013. 

Tal desempeño está en línea con la caída de los precios internacionales de las materias primas y el mayor aumento de los costos de producción, como han señalado recientemente los gremios mineros (ver Análisis).

Lo anterior es compensado por el extraordinario crecimiento del sector de la construcción, que si bien aporta solo un 7 por ciento del PIB, es generador de grandes encadenamientos en otros sectores. El 17,2 por ciento registrado en el primer trimestre se justifica por el 24,8 por ciento de expansión de construcción de obras civiles, con una mayor inversión pública, solo superado por los registros a junio de 2006. Y el sector de edificaciones (vivienda), se estabiliza, tras una base estadística alta acumulada en 2013 con un 11,4 por ciento para todo el año.

"Cuando el ritmo de ejecución de las obras es bueno, la economía es la primera en sentir sus efectos", señaló la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI) en un comunicado, estimando un crecimiento de la economía nacional para este año que esté entre el 4,4 y 4,6 por ciento.

Por su parte, la presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), Sandra Forero Ramírez, comentó a este diario sobre edificaciones que tienen una expectativa de crecimiento para todo el año de 8,4 por ciento: "Para lograrlo es necesario que el Gobierno mantenga las ayudas a los estratos bajos (subsidio directo) y a la clase media (subsidio a la tasa)", agregó. 

Finalmente, como estaba previsto, el sector agropecuario, el tercer mayor empleador del país y que aporta el 6 por ciento del PIB, mantuvo un crecimiento impulsado, básicamente, por un incremento de la producción de café de 14,9 por ciento, mientras que los cultivos permanentes se expandieron en su producción a la mitad de ese porcentaje.

Fuente: 
El Colombiano

Circulares

Circular No.
031 – 2022

Indicadores económicos

Petróleo
US$78,52
Dólar
$3.935,64
Euro
$4.254,62
DTF
11,12%
UVR
361,17