Disminución de la jornada laboral: pros y contras de la medida

Estás en:

De acuerdo con expertos, reducir la jornada laboral una hora puede tener efectos tanto positivos como negativos, dependiendo de cómo las empresas y cómo el Gobierno manejen esa transición y apoyen tanto a los trabajadores como al mercado laboral.

Conforme a lo establecido en la Ley 2.101 de 2021, se determinó la reducción de la jornada laboral de manera gradual así: a partir del 16 de julio de 2023, 47 horas semanales; desde el 16 de julio de 2024, 46 horas semanales; el 16 de julio de 2025 serán 44 horas semanales y el 16 de julio de 2026, 42 horas semanales. En este orden de ideas, en este 2024, en cuestión de días, se hará la reducción de otra hora.

Hay que recordar que esta ley busca impactar positivamente en la vida de los trabajadores, para que descansen y aprovechen el tiempo en otras actividades.

De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo, los países que más trabajan en Latinoamérica son Colombia con 44,2 horas en promedio a la semana, México con 43,7, Honduras con 43,6 y El Salvador 43,2. Por eso la importancia de esta ley para reconocer y dignificar los derechos de los y las trabajadoras.

Dudas de los gremios

En su momento, sobre esta medida el presidente de Fenalco, Jaime Alberto Cabal, manifestó que “este es un proyecto de ley que fue pensado en un país que no es el de hoy. Las circunstancias que rodean su aprobación son sustancial y dramáticamente distintas luego de una pandemia, protestas, bloqueos y vandalismo que dejaron a Colombia en una difícil situación económica y así nos digan que su implementación será escalonada, es un durísimo golpe al reemprendimiento y la reactivación, que de seguro va a tomar varios años y traerá como consecuencia una mayor informalidad laboral”.

La situación ha sido ratificada pues recientemente Fenalco dijo que el comercio continúa con un saldo negativo, marcando 17 meses consecutivos de caída y, pese a algunos eventos y festividades del primer semestre, los comerciantes no han logrado recuperarse.

Por su parte, un empresario del sector calzado de Bucaramanga dijo que la reducción de una hora en la jornada es un premio para todo el tejido laboral colombiano que deben administrar ese tiempo para dedicárselo a su salud, a su familia, a capacitarse mucho más: “Es necesario que los empleados de los diferentes sectores productivos estén innovando y capacitándose”.

Y desde el punto de vista empresarial dijo que “es un esfuerzo que se hace por pagar el mismo sueldo a los empleados con prácticamente 48 horas en el año menos de productividad, esto en el marco que la gente no trabaje con más cantidad de horas, sino con más calidad de horas”.

Sin embargo, la compensación de los trabajadores hacia los empresarios es que sean más comprometidos para poder cumplir con todas las metas trazadas para este 2024.

Impactos en la economía

Laura Andrea Cristancho, directora del programa de Economía del Politécnico Grancolombiano, manifestó que la reducción de una hora en la jornada laboral puede tener varios impactos en la economía, tanto positivos como negativos.

Con respecto a los positivos, “se puede decir que mejora la productividad”, pues las empresas podrían reducir estas horas laborales y tener empleados que descansen más. Además, habría “mejoras en la salud y bienestar y se vería reflejado en los costos para las empresas, para el sistema de salud público y un mejor balance vida (lo que podría en determinado momento reducir la rotación del personal), lo cual también reduce costos asociados a contratación y a formación de nuevos trabajadores”.

De hecho, diversos estudios han encontrado que un menor estrés laboral y un mayor tiempo para estar con la familia se puede traducir en una mayor responsabilidad social empresarial del trabajador y por ende en un mejor desempeño laboral.

De igual forma, indicó que habría más tiempo de descanso y esto se vería reflejado en la estimulación del consumo porque un trabajador que tiene más tiempo libre tiende a consumir más en actividades de entretenimiento y turismo.

Aspectos negativos

La docente del Politécnico Grancolombiano explica que también existen impactos negativos como el aumento en los costos laborales “porque para mantener los niveles de producción las empresas podrían necesitar contratar o bien sea más personal o pagar horas extra, lo que incrementa los costos laborales.

Un segundo impacto negativo es que en algunos casos puede darse una posible reducción de la producción, especialmente en aquellos trabajos donde hay una relación directa entre la productividad y el tiempo laborado.

Y, finalmente habrá un impacto sobre el salario real porque “si hay que reemplazar un trabajador, es posible que algunas empresas traduzcan el nuevo contrato en una oferta de trabajo con salarios menores, si son menos las horas trabajadas”.

Generación de empleo

Laura Andrea Cristancho, directora del programa de Economía del Politécnico Grancolombiano, explicó que otro aspecto que se debe tener en cuenta es que la reducción de una hora definitivamente afecta la generación de empleo en Colombia de varias maneras:

  1. El aumento de la demanda de mano de obra: puede generar la contratación de más personal o la oferta de puestos laborales para mantener los niveles de producción.
  2. Efecto sobre la calidad del empleo: es decir, más empleos a tiempo parcial, por ejemplo, diversificación de los tipos de empleo, donde algunos sean más flexibles y de corta duración.
  3. Impactos en el tipo de contratación: esto genera un aumento en los costos laborales porque entonces tendrían que hacerse más inversiones en tecnología y reducir las contrataciones de trabajadores. Ahí el efecto podría llegar a ser adverso en los sectores en donde se puede reemplazar el hombre por automatización de procesos.

 

Nelly Vecino Pico

Fuente: 
Vanguardia

Circulares

Circular No.
031 – 2022

Indicadores económicos

Petróleo
US$80,48
Dólar
$4.144,63
Euro
$4.441,59
DTF
10,16%
UVR
372,45