“El Gobierno debería seguir subsidiando parte de la gasolina”

Estás en:

Jorge Alberto Arias, vocero nacional de Fendipetróleo, dialogó con EL COLOMBIANO sobre el constante incremento del valor de la gasolina.

Una de las críticas de la oposición hacia el Gobierno de Gustavo Petro es el constante aumento, en el último año, del precio de la gasolina corriente. Esto con el fin de igualar su costo con el internacional y suplir un déficit, que según el Ministerio de Hacienda, ronda actualmente los $17 billones.

Entre octubre de 2022 y noviembre de este año, ese combustible acumuló un alza de $5.450. Hoy un galón vale en promedio $14.906 en el país. En un recorrido que adelantó EL COLOMBIANO por 10 estaciones de servicio de Medellín encontró valores entre $14.160 y $15.500 por galón.

Al respecto, Jorge Alberto Arias Tabares, vocero nacional de Fendipetróleo, dialogó con este medio sobre el impacto que ha tenido la medida en el gremio de los distribuidores minoristas en Colombia, así como de sus peticiones y proyecciones para 2024.

Hace poco hicimos un ejercicio y encontramos que la gasolina corriente se vende con $1.350 de diferencia en Medellín. ¿Cómo es esa competencia de precios entre las estaciones?

“Eso es producto del régimen de libertad vigilada que existe. Esto permite que los vendedores minoristas puedan fijar libremente el precio, pero esto es una estrategia de mercadeo que utilizan grandes compañías mayoristas y grupos económicos muy fuertes que tienen apalancamientos financieros importantes. Hemos visto precios artificiales de la gasolina muy por debajo del costo de lo que le vale a la estación de servicio. Ellos quieren aumentar su participación en el mercado con una competencia destructiva. Hoy el pequeño propietario no tiene cómo competir”.

¿Y la escalada de precios cómo los ha golpeado?

“Hemos vistos este año una reducción en el consumo y eso afecta las estaciones de servicio. Los datos que tenemos es que este año se ha reducido el consumo entre 2,5% y 3% y el año pasado por el contrario crecimos 14% frente al 2021. Este año ha subido el precio casi un 52% y eso es un impacto directo en materia de capital de trabajo para llenar los tanques de almacenamiento”.

Si ustedes no acompañan la decisión del Gobierno, entonces, ¿qué proponen pasa solventar la situación?

“Somos conscientes que los precios altos afectan a todos los colombianos y a otros sectores transversales que requieren de la gasolina para sus procesos de producción. Lo que consideramos es que los precios deberían estabilizarse y revisar muy bien la estructura de precios que hay en nuestro país. Para el 13 de noviembre el precio de la gasolina en Florida (Estados Unidos) estaba en US$2,95, eso quiere decir que la gasolina aquí es mucho más cara que en Estados Unidos”.

Los críticos piensan que es un golpe al bolsillo, pero los analistas dicen que es una decisión financiera responsable, ¿el gremio qué cree?

“No, uno no puede ser ajeno a la realidad del déficit, pero lo que creemos es que el Gobierno debería destinar parte del Presupuesto General para seguir subsidiando en algo los combustibles. En el mundo hay 172 países que subsidian los combustibles de manera directa e indirecta, en México, Chile y Argentina, lo hacen y nosotros no tenemos por qué ser los más guapos, eso impacta el tema inflacionario y en este momento el poder adquisitivo de los colombianos no es tan alto como para equiparar los precios internacionales, además, Colombia es un país productor de petróleo”.

Entonces, ustedes creen que se debería seguir subsidiando una parte, pero ¿de cuánto sería?

“Es muy difícil determinarlo, porque hoy el ministro de Hacienda habla de que la gasolina debería llegar a $16.000, que es supuestamente el precio internacional, pero con qué variable lo estamos revisando. Como le digo, si el punto de referencia de la gasolina viene del Golfo de México, entonces por qué hoy la gasolina está más costosa que en Florida, ayer valía US$2,95, menos de $12.000, y hoy en Colombia está en $14.400, ¿por qué está más costosa? ¿Ya pasamos el umbral del precio internacional? Necesitamos que nos digan las cifras”.

Lo cierto es que tenemos un déficit, eso quiere decir que las cosas no se hicieron bien, ¿quién es el responsable?

“El Fondo de Estabilización de Precios del Combustible se creó en el 2007, lo que hacía era precisamente buscar esa estabilización, entonces, cuando el costo del barril estaba alto había que subirlo, pero tenía una fórmula específica y no podía subir o bajar más del 3%, esa fórmula venía funcionando muy bien. Desafortunadamente, el Gobierno Duque en lugar de tener un recurso y acumularlo para ir sopesando los altos precios, lo que hizo fue bajar $1.250 de golpe. En ese entonces, el precio del barril estuvo por debajo de US$20 dólares, entonces Duque determinó bajar de manera rápida el precio, cuando pudo haber acumulado”.

Y ahora se viene el alza del Acpm. ¿Proyectan también bajas en las ventas para el año entrante en el diésel?

“Se necesita un precio piso para que las estaciones no vendan por debajo del precio establecido. El 55% de las ventas del país son de Acpm y un 45% corresponden a gasolina, unos 2.500 millones de galones de diésel se vende al año, pero las ventas se han sostenido. Sabemos que el transporte de carga tiene que utilizar el combustible sí o sí, porque no van a recortar los viajes, entonces pensaríamos que no habría una disminución en el consumo, así este en $9 mil o $15 mil. Normalmente lo que pasa es que compensan ese excedente con el incremento en tarifas a los pasajeros y fletes, los más afectados serían los ciudadanos”.

Fuente: 
El Colombiano

Circulares

Circular No.
031 – 2022

Indicadores económicos

Petróleo
US$72,43
Dólar
$4.023,21
Euro
$4.347,28
DTF
12,64 %
UVR
356,70